Las diferentes clases de créditos y sistemas de rembolsos

Las diferentes clases de créditos y sistemas de rembolsos 


De forma general se puede decir que existen créditos de consumo, los hipotecarios, aquellos que se conocen como comerciales (para las empresas) y de microcrédito. En el caso de los primeros estos tienen la característica de ser a corto plazo mientras que los inmobiliarios son a largo plazo, es decir a más de 10 años. 
Las diferentes clases de créditos y sistemas de rembolsos

Así mismo es necesario conocer las formas de rembolso que manejan estos préstamos. Dentro de estos sistemas encontramos:

· El crédito con rembolso de interés fijo el cual nos habla de un valor total de deuda a pagar en un tiempo establecido


· El crédito con rembolso de interés variable es aquel que maneja intereses que cambian de acuerdo a la situación actual, lo cual queda estipulado en el contrato. 

¿Qué analizan los bancos para dar un préstamo?


Llegados a este punto y ya que conoces los pasos para acceder a un préstamo, también los requisitos que debemos tener en cuenta y que sabemos un poco sobre los intereses es bueno que conozca un poco sobre los puntos que analizan los bancos para decidirse a dar un sí a una solicitud de crédito.

Estos criterios que tienen en cuenta son los siguientes:

· Sin duda alguna los bancos analizan muy bien la situación de cada usuario que solicita un crédito. Este análisis se enfoca en conocer el nivel de riesgo del préstamo el cual debe ser realmente bajo para que la entidad de una respuesta positiva.


· Así mismo los bancos analizan muy bien la situación de gasto del dinero que se va a prestar. Por ejemplo si el dinero es para inversión la entidad estudia la rentabilidad que se espera tener y de acuerdo a ella evalúa si la persona tendrá la capacidad de devolver el dinero.

Es necesario saber que cuando un banco no acepta su solicitud de préstamo es porque los datos presentados por el solicitante son dudosos y no dan garantías suficientes sobre una viabilidad de tipo financiera. 



Además de este aspecto si se han tenido problemas con la historia crediticia como moras en pagos de otras deudas o actualmente se tienen una deuda reportada pues seguramente tanto entidades financieras como bancos optarán por negar la solicitud del préstamo.