Buscar más información de préstamos de dinero

Las pequeñas finanzas para adolescentes

Las pequeñas finanzas para adolescentes

Cómo ayudar en finanzas para adolescentes



La mejor forma de llevar las finanzas para adolescentes


Una de las mejores etapas de la vida de cualquier ser humano sin duda es la adolescencia, en especial porque se comienza a descubrir el poder de ser independiente y las responsabilidades. Pero muy pocos toman en serio sus finanzas, lo que trae repercusiones para su futuro al no tener conocimiento sobre cómo mejorar su situación económica.

Los adolescentes comienzan un camino que llegará a la independencia cuando sean adultos, estos años son los que más influyen en su futuro. Buscan mayor libertad haciendo actividades por ellos mismos que antes hacían acompañados de sus padres como salir al cine o dar un paseo en otra ciudad. Es entonces un momento perfecto para inculcar una buena cultura financiera, hacerles saber cuál es el valor del dinero y cómo lo pueden adquirir por cuenta propia.

Es común que los adolescentes extiendan la mano y esperen que, mágicamente, aparezcan monedas o billetes que van a gastar en ellos mismos. Un error que cometen cientos de padres es brindar todo a sus hijos y que ellos no hagan ni un esfuerzo por ganarlo. Pero dar a los hijos la oportunidad de administrar su propio dinero es una forma de volverlos más responsables y que se den cuenta de que lo deben utilizar únicamente para cosas necesarias.

Antes se debe hablar con ellos sobre la importancia del dinero y el poder que están a punto de adquirir. No se debe descartar la posibilidad de que se pueden cometer errores pero es parte del aprendizaje. Deben saber diferenciar entre las prioridades, por ejemplo, pagar a tiempo su colegiatura y comprar lo necesario para su escuela dejando una pequeña parte para gastos como fiestas o salidas sociales.

Es preferible fijar una fecha en la que se hará entrega de dinero y para la cual ellos tomarán el control en sus manos de sus propias finanzas. Puede realizarse por medio de una cuenta bancaria, de esta forma los adolescentes comienzan a familiarizarse con el sistema bancario y conocen el poder de una tarjeta de débito o crédito.

Dar un presupuesto a sus hijos no significa que como padre ya no tiene responsabilidad sobre el buen uso del dinero. El padre debe dar un seguimiento a los pasos que da el adolescente, esto le permite saber en dónde se invierte o se gasta el dinero y realizar una corrección de ser necesario. Inculcar el buen uso del dinero y llevar unas finanzas útiles sin duda preparan a su hijo para que el día de mañana tenga éxito en sus finanzas personales.

Por último, una de las mejores lecciones en las finanzas para adolescentes es evitar dar más dinero del que se ha fijado en un inicio. Se puede premiar una buena conducta o incluso si está ahorrando dar un incentivo que lo estimule, pero si el adolescente se metió en problemas financieros o gastó más de lo que tenía como presupuesto es importante mantenerse firme, de esta forma se convierte en alguien más responsable.